Historia del aluminio

23/11/2015 21:01:52

Historia del aluminio

El aluminio tal como hoy lo conocemos es el tercer elemento más encontrado en la superficie terrestre, se obtiene de un mineral llamado bauxita, llamado así por haber sido descubierto en Le Baux, Francia en 1821. Al ser un metal liviano puede ser muy versátil y mucho más eficaz al alearse con otros elementos ya que se vuelve más resistente.

Entre sus características está que resiste la corrosión, conduce el calor y la electricidad, refleja la energía luminosa, no es magnético, no es tóxico y se le puede dar forma a través de todos los procesos metalúrgicos conocidos motivo por el cual es utilizado de muchas maneras.

Al ser tan versátil se le han dado muchos usos comerciales, desde envases, papeles, cubiertas y similares, hasta incluirlo en maquinaria y otros metales para aprovechar sus características.

Historia del aluminio desde sus inicios

La historia del aluminio empieza desde su aparición en el proceso de cerámica más de 5000 años antes de Cristo, la arcilla modelada para hacer esa cerámica era tenía en gran parte de su composición aluminio, pero para ese entonces no se conocía como tal ni se entendía que tuviere otro uso más que para la cerámica.

Posteriormente fue usado por los egipcios para hacer tintes vegetales, algunos acercamientos químicos y para propósitos medicinales.

Su aleación empezó cerca de 1782 por el químico francés Lavoisier, para ser posteriormente respaldado por Humphrey Davy en 1808 quien bautizó esta aleación como aluminio en lugar de «metal de la arcilla» como era conocido hasta entonces. Según la historia del aluminio fue en 1809 que Davy fundió hierro con alúmina para hacer la aleación hierro-aluminio, siendo por unos minutos la primera vez que este adquiría una forma metálica.

El metal como tal fue aislado realmente por primera vez en 1825 por el científico danés H. C. Oersted, quién logró sacar una parte mínima por medios químicos. Frederick Wohler en 1855 lo intentó nuevamente logrando sacar barras del tamaño de alfileres pero aún para ese entonces el costo era muy alto para sacar tan poco metal.

31 años más tarde Charles Martin Pasillo en 1886 descubrió una manera económica de producirlo, logrando resolver el proceso electrolítico que se usa aún en la actualidad.

Historia del aluminio hoy

A partir de Pasillo la producción de aluminio fue posible por lo que se logró en base a la historia del aluminio como obtenerlo y sacar el mayor provecho.

El proceso de obtención es un poco complicado pues requiere de varios pasos, entre los cuales se va separando primero la bauxita de las piedras a través de un proceso químico para la extracción de la alúmina, con esta se mezcla con criolita en los crisoles haciéndolo girar constantemente y aplicando grandes cantidades de electricidad hasta lograr que solo quedé el aluminio y el oxígeno, el metal es sacado fundido en intervalos continuos.

El aluminio tiene muchos usos pero uno de los más destacados son los envases, AIT es una empresa especializada en automatización de maquinaria para la producción de envases de este tipo, siendo una de las mejores en el mercado ya que es consciente de toda la historia del aluminio y sabe como tratarlo.