La automatización y sus aplicaciones

26/09/2015 15:42:43

La automatización y sus aplicaciones

La automatización es la aplicación de las máquinas a las tareas alguna vez llevadas a cabo por los seres humanos o, cada vez más, a las tareas que de otro modo sería imposible hacer para el hombre. Aunque el término mecanización se utiliza a menudo para referirse a la simple sustitución del trabajo humano por máquinas, la automatización en general implica la integración de máquinas en un sistema autónomo.

El desarrollo de la automatización

La automatización ha revolucionado aquellas áreas en las que se ha introducido, y hay apenas un aspecto de la vida moderna que se ha visto afectado por el mismo. El término como tal fue acuñado en la industria del automóvil en 1946, para describir el aumento del uso de dispositivos automáticos y controles en líneas de producción mecanizados.

El origen de la palabra se atribuye a DS Harder, gerente de ingeniería de la Ford Motor Company en el momento. El término se utiliza ampliamente en un contexto de fabricación, pero también se aplica fuera de fabricación en relación con una variedad de sistemas en los que hay una sustitución significativa de la acción mecánica, eléctrica, o informatizado para el esfuerzo humano y la inteligencia.

En el uso general, la automatización puede ser definida como una tecnología que trata con la realización de un proceso por medio de comandos programados combinados con control de retroalimentación automática para garantizar la correcta ejecución de las instrucciones.

El sistema resultante es capaz de operar sin intervención humana. El desarrollo de esta tecnología se ha vuelto cada vez más dependiente del uso de computadoras y tecnologías relacionadas con la informática. En consecuencia, los sistemas automatizados son cada vez más sofisticados y complejos.

Importancia de la automatización

Los sistemas avanzados representan un nivel de capacidad y rendimiento que superan en muchos aspectos las capacidades de los seres humanos para llevar a cabo las mismas actividades. La tecnología de automatización ha madurado hasta un punto donde un número de otras tecnologías se han desarrollado a partir de ella y han logrado un reconocimiento y el estado de su cuenta.

La robótica es una de estas tecnologías; es una rama especializada de la automatización en el que la máquina automatizada posee ciertas características antropomórficas, o similares a las humanas. La característica humanoide más típica de un robot industrial moderno es su brazo mecánico motorizado.

El brazo del robot puede ser programado para moverse a través de una secuencia de movimientos para realizar tareas útiles, tales como la carga y descarga de piezas en una máquina de producción o hacer una secuencia de puntos de soldadura en las piezas de chapa de una carrocería de automóvil durante el montaje.

Como sugieren estos ejemplos, los robots industriales se utilizan normalmente para reemplazar a los trabajadores humanos en las operaciones de fábrica. Pero estos no son los únicos usos de la automatización en otras áreas, una utilidad muy frecuente es en el hogar donde estos sistemas aseguran cada vez más el entorno humano.